miércoles, 15 de agosto de 2018


La asunción de María al cielo en "cuerpo y alma" pone de manifiesto que la "carne" no es un elemento de deshecho, absolutamente prescindible. La asunción nos recuerda que para ir al cielo hay que pasar inevitablemente por esta tierra. No hay cielo sin la "carne" del mundo. S. Béjar




No hay comentarios: